×
Cadena 3

Para turistas curiosos

La historia del "domador de médanos" que fundó Villa Gesell

Carlos Gesell nació en Argentina pero se formó en Alemania. En 1926 fue gerente de “Casa Gesell” y en 1931 compró las hectáreas que luego se transformaron en en la ciudad costera.

23/09/2021 | 07:52

Por Micaela Rodríguez. 

Carlos Idaho Gesell nació el 11 de marzo de 1891, fue inventor y autodidacta. Sus padres, Anna Boettger y Silvio Gesell, fueron inmigrantes alemanes y fundadores de “Casa Gesell”, un prestigioso negocio familiar que vendía artículos para bebés.

Carlos vivió la vida intensamente. Pasó diez años en Estados Unidos, donde conoció a Edison y trabajó con Henry Ford. Cuando regresó a Argentina, tuvo seis hijos con Marta Tomys: Roberto, Juana, Úrsula, Carlos Silvio, Rosemarie y Tomás. Años más tarde, se separó y formó pareja con Emilia Luther, la mujer que lo terminaría acompañando en la etapa de urbanización de Villa Gesell.

La historia de la localidad comienza cuando Carlos decide comprar 1.680 hectáreas de frente marítimo, tras la muerte de su padre. Hay dos versiones sobre los motivos por los cuáles adquirió este predio, que estaba para muchos en esa época, “en el medio de la nada”.

Por un lado, se cree que Don Carlos buscaba terrenos para forestar y así obtener -de manera más económica- la materia prima para construir lo que vendían en “Casa Gesell”. La segunda versión tiene que ver con la idea de fundar un balneario, más relajado y bohemio que el que ya existía en Mar del Plata.

Pero Carlos se encontró con la imposibilidad de que la vegetación prospere en el desierto. Por eso decidió contratar a Karl Bodesheim, un ingeniero agrónomo, quien tras un año de ideas frustradas, le dijo que nada sobreviviría en estas arenas. 

Pero la insistencia y el ingenio de este hombre con fuerte carácter, terminaron triunfando. Después de diez años, él mismo creó un sistema de fijación y forestación que le dio buenos resultados, utilizando una especie nativa y un árbol australiano con adaptación al ambiente marino y de esta manera, se ganó el apodo del “domador de los médanos”. Así nació el bosque de Villa Gesell.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

En ese mismo predio Carlos construyó la ahora famosa casa de las cuatro puertas, hoy transformada en Museo Histórico.

 “Cuando compra estos terrenos, los viene a ver y se hospeda en el Viejo Hotel Ostende. Le dan una habitación en el primer piso y sale a recorrer el lugar. Cuando vuelve, se encuentra con una tormenta de arena y tiene que entrar a su cuarto por una ventana, porque la puerta había quedado atrapada por la arena. Ahí él entiende que la única manera de entrar y salir era hacer una puerta por cada punto cardinal” cuenta Betiana Feal, jefa de departamentos de Museos de Villa Gesell.

La casa de las cuatro puertas se construyó el 14 de diciembre de 1931 sobre una duna viva de 6 metros de altura. Posteriormente, se tomó esa fecha como la fundacional de Villa Gesell. Sus hijos cuentan que desde esta vivienda tan particular veían la playa y durante los días de viento, la espuma del mar ensuciaba los vidrios.

En 1951 Carlos y Emilia construyen el segundo chalet, de estilo suizo, con grandes ventanas frente al mar, más amplio y cómodo que la primera vivienda, que tras la llegada de turistas y vecinos, se transformó en la administración del lugar.

El primer turista de Villa Gesell

Las golondrinas son aves que suelen aparecer en los primeros días de calor y desaparecer con el frío. Por eso Carlos eligió ese nombre para la primera casa que construyó para los turistas, en 1940. Publicó un aviso en el diario La Prensa de Buenos Aires, que decía: “Casita solitaria frente al mar se alquila por 15 días a $100. Escribir a Carlos I. Gesell. Estación Juancho. Ferrocarril Sur”.

El ejecutivo suizo, Emilio Stark, fue quien respondió el aviso y el 22 de febrero se convirtió en el primer turista de Villa Gesell. Con el tiempo, también se transformó en el principal promotor del lugar ya sea para visitar turísticamente o para la venta de terrenos.

Cuatro museos para conocer con la visita guiada

En la actualidad, la casa de las cuatro puertas funciona como Museo Histórico de Villa Gesell mientras que el segundo chalet, se transformó en un Centro Cultural. El recorrido también incluye el Museo de los Pioneros que se encuentra en la primera estafeta y en los garajes de Don Carlos, funciona el Museo de Malvinas.

Estos cuatro museos se pueden conocer con la visita guiada que realiza el personal de la secretaría de Cultura de la municipalidad de Villa Gesell. Está ubicado dentro del Barrio Norte y limita con el mar.

Precios: Jubilados, menores de 12 años y geselinos, no pagan entrada. Entrada para el público general: 80 pesos.

Descubrí otros lugares cerca...

4 pueblitos antiguos para visitar y recorrer en Córdoba

Con promociones y chefs famosos, empezó Bariloche a la Carta

5 miradores gratuitos con vistas panorámicas de "La Feliz"

Consejos de viajes

No te pierdas nuestros tips para viajar por el Argentina y el mundo. Aprovechá mejor el tiempo, ahorrá en tu presupuesto y disfrutá más…

Finde XL: requisitos para viajar provincia por provincia

¿Cómo obtener el carnet digital de vacunación para viajar?

Cuáles son los requisitos para ingresar a Río Negro

Paso a paso: cómo sacar el permiso para viajar este invierno

Descubrí Córdoba - Ver más

3 propuestas de hoteles con restorán para agasajar a mamá

Llega a Córdoba la "Noche de las Peatonales"

Desafío de Aguarayba: trekking con vistas a la inmensidad

Descubrí Argentina - Ver más

Aerolíneas conectará Mar del Plata con varias ciudades

"La Mesa de los Galanes", el vino homenaje a Fontanarrosa

Tafí del Valle: senderismo que combina naturaleza y cultura

Descubrí el Mundo - Ver más

Cómo es trabajar y estar de vacaciones al mismo tiempo

Un nuevo museo en Chipre que se descubre bajo el mar

Machu Picchu aumenta el aforo a 3.500 visitantes diarios