×

Turismo interno

Visitas de lujo: 5 majestuosos palacios para conocer en Buenos Aires

Se trata de edificios que retratan los momentos más prósperos del país. Tienen una arquitectura muy especial y están muy bien preservados. Hay visitas guiadas. Algunos tienen propuestas gastronómicas.

18/05/2023 | 13:00

1. Palacio San Martín

Su arquitectura, su funcionalidad y su simbología expresan los valores, ideología y aspiraciones de la elite criolla y terrateniente de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Este suntuoso palacio fue diseñado por el arquitecto Alejandro Christophersen (autor también de la fachada del Café Tortoni), a pedido de Mercedes Castellanos de Anchorena, cuya familia residió aquí hasta la década de los años 1930.

El contexto histórico de su construcción da cuenta de una etapa de la historia marcada por grandes transformaciones sociales. Luego, en 1936 pasó a ser sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que lo convirtió en escenario de importantes acontecimientos de la historia política nacional.

Se hacen dos tipos de visitas guiadas. Por un lado se hace un recorrido histórico-arquitectónico y por otro, un recorrido de arte, estilos y arquitectura. La primera tiene una duración de 45 minutos y la segunda de una hora y 15 minutos.  Se encuentra en el barrio de Retiro, en la calle Arenales 761.

2. Palacio del Congreso de la Nación- Entre Ríos y Rivadavia

Es el corazón del barrio Monserrat. En 1889 el presidente Juárez Celman envió al Congreso de la Nación un proyecto de ley que proponía la locación para un nuevo Palacio Legislativo. Este edificio, sede del Poder Legislativo, se inauguró en 1906, pero recién se completó 40 años después.

Su cúpula, de 80 metros de alto, es una de las más grandes de la Ciudad. El estilo corresponde al alto academicismo italiano de fines del siglo XIX. El edificio está íntegramente revestido en piedra caliza gris, con basamento de granito.

Por ser un referente de la identidad cultural, el 28 de diciembre de 1993, el decreto 2676 del Poder Ejecutivo Nacional declaró al Palacio del Congreso “Monumento Histórico y Artístico Nacional”.

Se hacen dos visitas guiadas por día, de lunes a viernes a las 12:00 y a las 17:00, por orden de llegada. El ingreso se realiza por calle Hipólito Yrigoyen 1863 con DNI o pasaporte, 15 minutos antes de la visita.

3. Palacio Paz

En pleno corazón de Buenos Aires, frente a Plaza San Martín, el emblemático Palacio Paz es una de las principales joyas arquitectónicas de la ciudad de Buenos Aires. Se encuentra delimitado por la Av. Santa Fe, Maipú y Marcelo T. de Alvear.

Su majestuosa construcción lo constituye como uno de los principales exponentes del estilo Beaux-Arts. Por el 1890, el doctor José Camilo Paz, periodista y político argentino, fundador del diario La Prensa, encargó al arquitecto francés Louis-Marie Henri Sortais el diseño de este imponente palacio (ex- Palacio Paz) como residencia para su familia. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Comenzó a construirse a inicios del siglo XX. Su dueño falleció en 1912 y no llegó a ver la culminación de la obra, inaugurada dos años después. Su esposa e hijos habitaron el palacio hasta 1938, cuando fue adquirido como sede del Círculo Militar (un club del Ejército) y del Museo de Armas de la Nación.

Las visitas guiadas se hacen los días martes, jueves y sábado. Tienen una duración de dos horas aproximadamente. Para información sobre horarios, precios y reserva de lugares, se debe enviar un mail a [email protected].

En su interior, cuenta con una propuesta gastronómica para complementar el paseo. Se trata de "Croque Madame", donde se puede disfrutar almuerzo, merienda y cena. También se puede ir aunque no se haga la visita guiada. 

4. Palacio Errázuriz

En el barrio de Palermo es difícil encontrar construcciones palaciegas, ya que la mayoría se construyó en los primeros años del país, cuando la ciudad recién nacía. Sin embargo, el Palacio Errázuriz es una hermosísima excepción y una de las mansiones más elegantes de Buenos Aires.

Palacio Errázuriz Alvear, fue diseñado en 1911 por el arquitecto René Sergent, en un estilo neoclásico francés. El edificio fue la residencia de la familia formada por Matías Errázuriz y Josefina de Alvear, nieta del ex presidente. Los propietarios adquirieron una valiosa colección de obras de arte europeo y oriental.

En el año 1936, el Estado Nacional compró la casa y las colecciones. Un año después, se creó allí el Museo Nacional de Arte Decorativo. En su interior posee valiosas colecciones de esculturas, pinturas, tapices, armas, libros, cerámicas, mobiliario y miniaturas, fundamentalmente europeas y orientales, de los siglos XVI al XX.

La residencia tiene también un imponente jardín de estilo francés que funciona como prolongación de los salones de recepción. El eje central de la composición es la Fuente de los cisnes, rodeada por parterres de boj recortado que evocan diseños del Palacio de Versalles.

Se hacen visitas guiadas los días miércoles, jueves, viernes y sábados a las 16 horas sin reserva previa. Se encuentra en avenida Libertador 1902.

Para completar el paseo, se puede hacer una parada gastronómica en "Croque Madame", que también se puede visitar sin ingresar al Museo. 

5. Palacio Barolo 

Se trata de un edificio que está a metros del Congreso, en pleno centro porteño, rodeado por varias historias particulares. Fue realizado por el arquitecto Mario Palanti por encargo de Luis Barolo. Este productor agropecuario llegó a la Argentina en 1890 y se dedicó a la importación de tejidos. La otra de sus pasiones era la literatura, especialmente la obra de Dante Alighieri, de cuya Commedia era especialista y devoto.

Uno de los principales objetivos de la construcción de este misterioso edificio era para resguardar las cenizas del Dante. El propietario, que era italiano, temía que se perdieran en los bombardeos por la Primera Guerra Mundial. Claro que esto no sucedería nunca; de hecho, la Florencia natal del poeta aún guarda sus cenizas.

El Barolo se inscribe dentro de corrientes arquitectónicas como el art nouveau o el art decó, pero se trata en realidad de una pieza única en su tipo: una obra de Palanti. Se divide en tres partes, como la estructura de la Divina Comedia y todo está inspirado en esta pbra literaria. 

Hay varias modalidades de visitas guiadas que pueden consultarse y reservarse en este link.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Descubrí otros lugares cerca...

7 nuevas Estrellas Michelín brillan sobre restaurantes de Mendoza y Buenos Aires

La Municipalidad presenta una visita guiada en homenaje al Cura Brochero

Buenas expectativas del sector hotelero de Carlos Paz en el inicio de temporada

Consejos de viajes

No te pierdas nuestros tips para viajar por el Argentina y el mundo. Aprovechá mejor el tiempo, ahorrá en tu presupuesto y disfrutá más…

Finde XL: requisitos para viajar provincia por provincia

¿Cómo obtener el carnet digital de vacunación para viajar?

Cuáles son los requisitos para ingresar a Río Negro

Paso a paso: cómo sacar el permiso para viajar este invierno

Descubrí Córdoba - Ver más

Estancia Candonga, un lugar para vivir una experiencia única en El Manzano

El Caburé, una escuela para aprender a jugar al polo en Villa Allende

Córdoba promedió un 97% de ocupación en el fin de semana de Carnaval

Descubrí Argentina - Ver más

Calle Museo Caminito, uno de los lugares más fotografiados por su encanto único

Museo Histórico y Religioso Fray Ermete Costanzi, un lugar milagroso en Santa Fe

El increíble Museo rural Paraje Flor de Oro y sus impactantes 2.500 piezas

Descubrí el Mundo - Ver más

Día Mundial de la Pizza: cuál es su origen

FITUR 2024 cerró su edición en España y Córdoba será protagonista en noviembre

Día Mundial del Sándwich: cómo nació y otras curiosidades de este clásico plato