×
Cadena 3

Escapadas en Córdoba

El rincón que el mundo visita y pocos cordobeses conocen

Se trata de la reserva Valle de Los Lisos, en Los Gigantes. Tiene 4.300 hectáreas y  más de 100 senderos homologados con 31 recorridos posibles. El más tradicional es de 16 km y de dificultad media.

04/05/2021 | 12:05

El Valle de Los Lisos bien podría ser el escenario de cualquier película de Hollywood: hay algunos que lo ven parecido a las escenas de El Señor de los Anillos, otros a partes de Jurassic Park

Lo cierto es que se trata de una reserva natural privada, ubicada en Los Gigantes, en Córdoba. Sin embargo, es un rincón poco explorado por los locales: el 80% de sus visitantes vienen de diferentes partes del mundo y, el 20% restante, se divide entre personas de todo el país.

Para llegar, hay que tomar el camino que conduce al macizo y tomar el desvío de tierra que sale del Hotel de Montaña Alto de Los Gigantes

Este lugar tiene unas 4.300 hectáreas a donde hay de todo: desde un hotel all inclusive, pasando por senderos infinitos y vertientes que interrumpen el paso.

Si bien se puede optar por un día de relax, la actividad principal es el trekking: la reserva tiene 100 senderos homologados y más de 31 opciones para recorrerlos.

Un sendero apto para "casi" todos

Una buena opción es el sendero más tradicional que parte en la base a donde se ofrece un desayuno con pan casero e infusiones para preparar el cuerpo. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Tanto para las excursiones durante el día como para los que decidan pernoctar, la experiencia es "todo incluido". Las comidas se hacen en una casa de 1886 que es el lugar a donde habitaron los dueños del lugar y en la que hoy habitan sus guías.

Después de cargar pilas, José Luis Amuchástegui -bisnieto de los primeros pobladores del lugar- será el encargado de llevar adelante la caminata. Ningún recorrido puede hacerse sin guía.

Un lugar único

El camino se extiende por 16 km y los paisajes varían como si fuese una película. Primero, pajonales y vegetación baja. De fondo, el macizo de piedra que custodia los valles que son el objetivo final del recorrido.

Antes de explotarse como reserva turística, el lugar cobijaba al ganado que explotaba la familia. Luego de que varios biólogos advirtieran sobre su valor ecológico, la familia decidió frenar con esa actividad. "De acá sale el 80% del agua que va al San Roque", cuenta José Luis al iniciar el camino.

El agua estará presente durante el trayecto en forma de pequeñas vertientes que cruzan los senderos y que sirven para recargar las botellas.

Adentro de los valles

El paisaje cambia completamente una vez que se cruza la pared de piedra -de más de 350 millones de años- y se llega al primer valle. Son 12 en total y tienen un bioma particular: los pastos se conservan de un verde casi flúor gracias al ecosistema del lugar que, por ejemplo, impide que haya heladas.

"A veces adentro de los valles llueve y afuera no cae ni una gota", agrega José.

Cada valle tiene su nombre y algún atractivo que lo hace diferente al otro: un cañadón, una vertiente, una piedra con forma de mono, una grieta, entre otros.

Una aventura multiplicada

En la caminata, hay varios momentos inolvidables: uno es el almuerzo que consiste en sacar de las mochilas la vianda que se entrega en la base y que consiste en un sándwich generoso de milanesa. Hay opciones también para vegetarianos o celíacos.

El bocado se disfruta a orillas de una vertiente de agua totalmente cristalina y a pocos pasos de el único grupo de vacas que siguen en este lugar para no romper el ecosistema.

Después de este momento placentero, sigue otro -quizás un poco menos placentero- pero igual de disfrutable: atravesar de un valle a otro por un río de agua helada que llega a la altura de la cintura. 

Se puede llevar ropa de repuesto y, si no, se puede aprovechar el sol del mediodía para secarse.

La frutilla del postre

A esta aventura, le quedan dos puntos culmines: el momento de adentrarse en una grieta en medio de las piedras y la posibilidad de poder recorrer un río subterráneo por dentro.

El primero es un poco incómodo, ya que la grieta es muy angosta. Sin embargo, puede resultar en una divertida aventura, sobre todo para poder llevarse una foto para el recuerdo. 

El segundo requiere un poco de destreza física y de "trabajo en equipo", como dice José. Se trata de una serie de pasadizos bajo tierra que deben recorrerse con linternas. Hay que saltar, estirar piernas y disfrutar de la adrenalina.

Este rincón cordobés bien podría ser escenario de varias películas de Hollywood. Hasta National Geographic visitó dos veces este lugar para documentar sus paisajes únicos. Podría ser Suiza, si no fuera por sus criollitos al regresar del camino, la tonada cordobesa de sus guías y el olor a hierbas serranas que está presente en todo el camino. 

Cómo llegar: tomar la RN 20 en dirección a Carlos Paz. Una vez aquí, seguir por la RN 38. Finalmente, tomar la RP 28 en dirección a Punilla hasta llegar al Hotel Alto de Los Gigantes. Tomar el camino de ripio que sale justo al frente y conducir unos 7 km.

Fotos y texto: Carola Cinto

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Descubrí otros lugares cerca...

El pueblito cordobés que cambió la minería por el turismo

7 cascadas de Argentina desconocidas para visitar y admirar

No es cuento: 5 castillos ocultos en las sierras de Córdoba

Consejos de viajes

No te pierdas nuestros tips para viajar por el Argentina y el mundo. Aprovechá mejor el tiempo, ahorrá en tu presupuesto y disfrutá más…

El simple requisito que pide Corrientes para el turismo

Cuáles son los nuevos requisitos para ingresar a Río Negro

House Sitting, una forma de viajar cuidando casas y mascotas

Certificado Turismo: cómo sacar el nuevo permiso para viajar

Descubrí Córdoba - Ver más

Descubrí regaló un fin de semana en La Cumbre a un seguidora

Un día perfecto de otoño en La Cumbre

No es cuento: 5 castillos ocultos en las sierras de Córdoba

Descubrí Argentina - Ver más

Un rincón soñado para los amantes del camping en el Iberá

Ideal para el mate: cómo cocinar el clásico chipá correntino

La conmovedora historia del prócer correntino de 12 años

Descubrí el Mundo - Ver más

Croacia también "liquida" casas: cuestan menos de un euro

Nueva York ofrecerá vacunas gratuitas para turistas

Viaje musical: cuáles son las canciones más caras del mundo