×
Cadena 3

Sabores de Córdoba

Así se prepara un auténtico salame en Colonia Caroya

Es el producto ícono de la zona, a 52 km de Córdoba. Se elabora a la vieja usanza friulana, desde la época de los fundadores del pueblo, y lleva unos 21 días de proceso. Cuenta con sello IG.

12/07/2021 | 12:27

A 52 kilómetros de Córdoba capital se encuentra Colonia Caroya. El lugar alberga uno de los tesoros gastronómicos más representativos de la provincia: el salame.

Este chacinado, producto de la marcada influencia de la inmigración italiana, es un verdadero ícono de la zona. Pero, ¿qué lo hace tan particular y único en su tipo?

“El proceso empieza en la sala de elaboración, con la selección de las carnes”, contó a Descubrí Sabores Guillermo Ripeloni, de la fábrica Mío Nonino ubicada en Av. San Martín 2.266 de Colonia Caroya.

“La receta tradicional lleva 60% de pulpa magra (sin grasa y sin nervios) de carne de cerdo, y 40% de carne vacuna. Dentro de ese 60% de cerdo se pica el tocino, que es la grasa visual que tiene el salame”, agregó.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Las carnes se ponen en una mezcladora que las “amasa”. Ahí se condimentan con sal, pimienta y ajo macerado con vino blanco. Una vez que se logra una masa bien compacta, se la lleva a la embutidora (algo similar a una churrera) y se envasa -de manera bien compacta- en tripa de vaca.

La receta se complementa con la maduración en sótanos cargados de humedad, método distintivo del salame de Colonia Caroya. “La humedad, en conjunción con la tripa de vaca, genera un hongo que lo protege de los gérmenes externos y es lo que le da el sabor al embutido”, agregó.

Desde que se inicia el proceso, hasta que el salame sale a la venta, deben pasar un mínimo de 21 días. 

Desde el año 2013, el producto cuenta -además- con el sello IG (Identificación Geográfica), que garantiza que es un salame producido en la zona y es una garantía de calidad que estandariza su elaboración según los procedimientos autorizados. Finalmente, el corte. Cortar el salame es una ciencia y en eso sí que es experto Martín Piazzoni.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

“El auténtico salame de la Colonia se corta de manera longitudinal. Se le saca la piel para evitar que el hongo toque el cuchillo y contamine la feta”, explicó a Descubrí Sabores. “El corte es fino y al sesgo”, indicó.

Mío Nonino tiene una producción anual de aproximadamente 9.600 kilos de salame. “Cuando la gente piensa en Colonia Caroya, piensa en salame”, finalizó Ripeloni.

Por Yeny Ortega Benavides.

Descubrí otros lugares cerca...

Estancia Caroya: de casa jesuita a fábrica de armas blancas

La bodega que elevó el nivel de la vitivinicultura cordobesa

Un bodegón que sirve comida autóctona en Chilecito

Consejos de viajes

No te pierdas nuestros tips para viajar por el Argentina y el mundo. Aprovechá mejor el tiempo, ahorrá en tu presupuesto y disfrutá más…

Vacaciones de julio: qué necesito para viajar por el país

Paso a paso: cómo sacar el permiso para viajar este invierno

¿Qué provincias tienen habilitado el turismo interno?

España reabre hoy al turismo: requisitos y vacunas aceptadas

Descubrí Córdoba - Ver más

Día de la Lasagna: un plato popular que no tiene dueño

5 posadas con espacios verdes para disfrutar en Córdoba

Umepay, un pueblo ecológico escondido en Calamuchita

Descubrí Argentina - Ver más

El centro de esquí más austral del mundo está en Argentina

Un paseo inolvidable de 3 horas por el Valle de la Luna

5 opciones de glamping para unas vacaciones diferentes

Descubrí el Mundo - Ver más

Las 14 Córdobas del mundo: dónde están y cuál es su historia

La historia del pantano inglés plagado de huesos humanos

6 curiosidades del Maracaná, el estadio más famoso del mundo